Archivo

Archivo para enero, 2010

A pocos días del comienzo…



Hola a todos, me llamo Nieves Baenas, soy Ingeniera Agrónoma y he sido elegida por la empresa Acciona S.A. para realizar “La mejor práctica del mundo”. ¿Y por qué ese nombre? Porque esta práctica, resultado de un convenio entre dicha empresa y la Universidad Miguel Hernández de Elche, me va a permitir conocer el funcionamiento de una empresa líder en nuestro país.

El próximo mes de febrero estaré en Madrid, mis prácticas se desarrollarán en Acciona Infraestructuras I+D. Durante los siguientes 5 meses formaré parte de Acciona Medio Ambiente, aproximadamente estaré un mes en la sede de Valencia y el resto en la provincia de Alicante. Y por si fuese poco… estas prácticas son remuneradas así que dispondré de 1500 euros al mes para poder hacer frente a mis gastos durante los 6 meses de duración de la práctica.

¿Y cómo he conseguido estas prácticas? La oferta de prácticas se publicó en la página web del Observatorio Ocupacional como “La mejor práctica del mundo”. En ella se pedía a los aspirantes entregar un CV, una carta de motivación, un e-mail explicando por qué podías ser el o la mejor candidata para estas prácticas y un videocurrículum. Me pareció muy interesante preparar todo este material y, además, el videocurriculum te daba la oportunidad de mostrar a la empresa de forma original tus competencias y actitudes personales.

El día 21 de diciembre, recibí la noticia a través de una llamada de Acciona, de que había sido una de las seleccionadas para realizar una entrevista. Al día siguiente me reuní con Pablo Álvarez Enciso de RRHH de Acciona Medio Ambiente, era mi primera entrevista y aun con nervios, le mostré lo que consideraba más importante, el contribuir en la empresa aportando mi ilusión y mis ganas por involucrarme en sus proyectos.

El día 30 de diciembre recibí la gran noticia de que había sido la elegida para realizar estas prácticas!!!!

Durante este mes de enero, desde Acciona se han puesto en contacto conmigo en varias ocasiones, desde Madrid me han buscado alojamiento y me han gestionado el billete de tren para empezar mis prácticas el 1 de febrero. La organización antes de mi llegada está siendo genial. Además, la semana pasada, a través del Vicerrector de Asuntos Económicos, José Mª Gómez Gras, pude conocer al Gerente, Alfonso Blanco Conde, y al Delegado de la zona de Levante, Miguel Castellanos Martínez, de Acciona Medio Ambiente, con los pude charlar sobre la empresa y el futuro desarrollo de mis prácticas, y de los que obtuve muy buena atención.

Y por ahora, esto es todo antes del comienzo de mis prácticas. Me siento muy afortunada teniendo la oportunidad de desarrollar mi trabajo en Acciona y tengo muchísimas ganas de empezar!

*Fotografía (de izq.a drcha.): Alfonso Blanco Conde, Gerente; Miguel Castellanos Martínez, Delegado de la zona de Levante; Yo, Nieves Baenas; José Mª Gómez Gras, Vicerrector de Asuntos Económicos, Empleo y Relación con la Empresa.

[Facebook] [Google] [Twitter]

Verónica Carbonell, perseverancia ‘made in’ UMH


Verónica Carbonell González ahora tiene 27 años y está actualmente en Inglaterra, ella puede presumir que nadie le haya regalado nada. Esta alicantina siempre tuvo que sacrificarse al 200% para conseguir lo que deseaba. Como por ejemplo, Licenciarse en Ciencias Ambientales, y lo consiguió. Con su juventud ya cuenta con experiencias por toda Europa. Irlanda, Bélgica, Luxemburgo, Dinamarca, Francia, Alemania y ahora Inglaterra son algunos de los sitios que ya conoce. El periplo europeo comenzó hace unos díez años, cuando con 17 años estuvo en uno de sus países favoritos, Irlanda. Ahora está con una Beca Faro en Norwich (Inglaterra). Y desde allí nos ha contado su experiencia.

Su primer gran viaje fue cuando estuvo en Bélgica, el país al que siempre quiso ir de Erasmus. Con las becas que solicitó y el trabajo que se buscó en Bélgica consiguió mantenerse durante nueve meses. Es aquí donde comenzaron sus primeros problemas en el extranjero, ya que ella solicitó una estancia de seis meses y finalmente la amplió a nueve, con lo que tuvo que ampliar el tiempo en la residencia donde vivía. En Bélgica aprendió cómo funcionan los alquileres, las mejores compañías telefónicas para llamar o los bancos que te convienen utilizar allí; cosas importantes para cualquier estudiante que viaje al extranjero. Para Verónica, la beca Erasmus en Bélgica fue una gran experiencia porque, además, le permitió conocer una parte, hasta entonces desconocida, sus raíces francés (ya que su madre nació en Francia).

Conforme fue afrontando nuevos retos le surgieron nuevos e importantes problemas. Decidió, al igual que hizo Joan, se involucró con IAESTE. Verónica Carbonell fue muy constante, a la vez que cabezota, y de no haber sido así nunca hubiera podido marcharse. Tal como ella dice, «conseguí varias prácticas en España para poder  marcharme con el programa de IAESTE, pero antes me rechazaron 50 veces. No os desaniméis». Lo que más le costó fue que le aceptaran la primera práctica, fue en una farmacia. Depués le «cogió el gusto» y siguió buscando prácticas en España, más de las que la asociación le solicitaba, para poder marcharse con a Alemania. Y cuando ya lo tenía todo preparado le cancelaron su práctica en el país teutón.

Esta notificación fue un jarro de agua fría, ya que estuvo muchos meses trabajado para poder ir a Alemania. Cuando le notificaron la cancelación, estaba visitando a su novio Alex en Inglaterra. Lejos de lamentarse, en su mente sólo tenía la idea de trabajar en el extranjero y lo iba a intentar por todos los medios. Así que la estudiante alicantina se puso manos a la obra y consiguió dos entrevistas.  A ellas se personó con una carta del Observatorio Ocupacional que le introducía como colaboradora. Visitó los dos contactos, y el primero, que era en la universidad, le dijo que sí estaban en disposición de aceptar su práctica. Y un mes más tarde el otro contacto, un instituto de investigación de Norwich, también dió una contestación afirmativa.

Finalmente la estudiante de Ciencias Ambientales de la UMH eligió al instituto. Se trata del John Innes Centre, uno de los mejores centros de Europa en investigación con plantas. «Sin duda era el mejor sitio para aprender técnicas de laboratorio y descubrir si me gusta la investigación» afirma V. Carbonell. En el laboratorio, como dice ella, «aprendo de un grupo compuesto por gente de Alemania, Cuba, China y Australia, y en el departamento puedes encontrar franceses, turcos, griegos, japoneses. y también ingleses. Estoy conociendo muchas culturas diferentes y me encanta, no sabéis la cantidad de estereotipos que te quitas. Eso te convierte en una persona muchísimo más abierta  y segura de ti misma.»

Todavía está en este instituto de investigación en Norwich con una Beca Faro. Y comparte piso con cinco compañeras, que como nos dice, «son estupendas». Vive con una italiana, una coreana y tres españolas. Pero pronto se marcharán algunas de ellas. Es lo normal en un grupo de personas inquietas, como lo es nuestra protagonista.

Despedida:


«Como conclusión a toda esta historia tan larga deciros que merece muchísimo la pena esforzarse tanto para irse al extranjero. Habrá gente que tenga más suerte y que con la mitad de trabajo consiga irse con unas prácticas muy interesantes. No suele ser lo normal, por lo tanto hay que trabajar para conseguir lo que queremos.

El que se va al extranjero, repite, y cada vez le gusta más, por lo tanto algo tendrá que engancha. Ya me contareis vuestras experiencias y estaréis de acuerdo conmigo.

Ahora os toca a vosotros.»

[Facebook] [Google] [Twitter]

22 enero 2010 Sin comentarios

‘Objetivo Joan’: iluminar India


electrificacion en auroville

Joan Aleixandre Pascual García nació en Valencia a finales de junio de 1977. Hoy, después de 32 años y ya como Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Miguel Hernández ha trabajado y a su vez viajado por diferentes países. Actualmente reside en Auroville (India), pero en su haber cuenta con experiencias internacionales en Francia y en Croacia. Al país balcánico, se marchó con el programa IAESTE que le ofreció la oportunidad de realizar unas prácticas en el extranjero. Eso sí, antes tuvo que salvar las piedras que le pusieron en el camino como ser rechazado después de confirmarle que haría él la práctica porque, según Joan, “mi perfil no se ajustaba al que ellos buscaban”. Finalmente todo se solucionó gracias a las gestiones del comité IAESTE de Zagreb y Joan puedo disfrutar de la que para él es “el país más bonito en el que he estado”.

Su estancia en India, en la empresa Aurore, no le permite navegar con toda la regularidad que le gustaría por el trabajo y por la conexión. “Aún no se cuánto me quedaré pero seguramente voy a montar un empresa con un amigo para la electrificación rural de India”, comenta mientras afirma que todavía no ha pensado en la posibilidad de volver a España.

Su escasa conectividad es más que suficiente para que nos cuente que durante su estancia en la capital croata trabajó para el departamento de calidad en VIPnet, uno de los operadores de telefonía móvil de Croacia.  “Mis tareas eran no hacer nada. Puede sonar bien pero era muy aburrido”, dice Joan Aleixandre Pascual. Pero no se conformó con lo que le ofrecieron y “después de dar la paliza” consiguió que le pasaran durante dos semanas al Network Operation Center (NOC) de la empresa donde estudiaba la tipología de la red y avasallaba (sin ser molesto) con sus preguntas. Los tres meses (de Agosto a Octubre de 2007) que se marchó con el programa de IAESTE a Zagreb (Croacia) sirvieron, aparte de como dice “para tomar cafés en la magnífica terraza de la empresa”, para estudiar, conocer gente y viajar. En el caso de Joan coincidió con un chico alemán, el cual le hizo su estancia “más amena”.

Fuera del ocio también pudo estar una semana en el coche que hacía los drive test (test de cobertura sobre el terreno). Reconoce que “los croatas son gente muy amena que te tratan amablemente”, pero nunca se llegó a explicar “por qué nos tenían a los becarios allí sin hacer nada”.  A lo que nos continúa contando que “el problema básico es que tuve que pelear para que me dieran la beca. Incluso mande un mail que le fue reenviado al que debía ser mi manager, y gracias a eso tuve mi beca. Luego hice todo el papeleo que es bastante engorroso.”

La tarea no era sencilla porque, además, “para entrar en Croacia necesitas un certificado de penales. Este trámite lo hizo todo aún más pesado”. Una vez allí, Joan no tuvo ningún problema porque “el comité IAESTE de Zagreb está súper bien organizado y ellos cuidaron de mí cuando llegué. De hecho me esperaron a la llegada y me llevaron al colegio mayor donde me alojé durante mi tiempo. Luego ellos me ayudaron con todos los trámites que uno debe afrontar cuando llega a un país nuevo: móvil, tarjeta de transportes, primera día de trabajo, etc.”

Antes de despedirnos porque tiene que seguir realizando tareas no cuenta su última aventura: “en India trabajo de voluntario, y la empresa (Aurore) se dedica a la energía solar. Aquí vivo de mis ahorros pese a tener pagada la comida por la empresa en la que trabajo. Mi empresa se dedica concretamente al diseño y ensamblaje de productos que aprovechan la energía solar como: farolas, ACS, instalaciones, FV, etc. Mi trabajo actual consiste en el diseño de una nueva farola solar.”

Toda su experiencia nos llevó a preguntarnos por qué se marchó. “Lo que me impulsa a viajar es una necesidad interior de descubrir cosas nuevas, es difícil de explicar. La realidad en mi ciudad, en mi barrio, la conozco de sobra, sin embargo el mundo es enorme y hay un montón de cosas nuevas y divertidas esperando a la vuelta de la esquina. Siendo sinceros no me veo en un despacho de 9 a ni se sabe  qué hora para hacer un trabajo que no me satisface. Desde luego no es la idea que tengo de una buena vida.”

*Si eres estudiante o titulado de la UMH y estás en el extranjero, puedes contarnos tu experiencia. Escribenos a observatorio.social@umh.es
[Facebook] [Google] [Twitter]

13 enero 2010 Sin comentarios