EN BUSCA DE MOBY DICK

Hola a todos, me llamo Miguel Ortuño, licenciado en Ciencias Ambientales, y a principio de este año he finalizado unas prácticas internacionales en una organización dedicada a la protección del medio ambiente marino (más concretamente a la protección de cetáceos), en una pequeña población del suroeste del País de Gales llamada Fishguard, donde casualmente se filmó Moby Dick, la famosa película protagonizada por Gregory Peck en 1956.

Decidí salir a trabajar a otro país cuando perdí mi anterior empleo en una empresa de telecomunicaciones en la que había estado trabajando durante 10 años. La verdad es que cuando me despidieron me alegré en parte, ya que de este modo podía salir fuera y conocer otros países, para mí fue una oportunidad de cambio. Algo que siempre había querido y no había podido hacer debido a que empecé a trabajar muy pronto. Lo primero que hice fue ponerme en contacto con el Observatorio Ocupacional de la UMH, donde me informaron de las distintas opciones que tenía y me guiaron en la búsqueda de mis prácticas. Pensaba que me iba a costar mucho encontrar una organización de acogida, pero resultó ser sorprendentemente fácil; no tardaron ni tres días en llamarme, y casualmente lo hizo la primera organización a la que había enviado mi currículum, fácil, ¿verdad?.

Lo primero que me sorprendió del país de Gales fue la amabilidad y la simpatía de la gente, muy diferente al tópico del “carácter británico” que supuestamente me iba a encontrar. Pronto me deshice de todos los prejuicios que tenía hacia los británicos y descubrí que la mayoría son personas muy abiertas hacia otras culturas, educadas, cultas y con auténtico interés en ayudar a los demás y en procurar que el extranjero se sienta lo más a gusto posible. Todo esto teniendo en cuenta que llegué con un nivel de inglés bastante básico, pero a pesar de mi clara incapacidad para comunicarme normalmente, todo el mundo me ayudó en todo lo que pudo y consiguieron hacerme sentir bien. En menos de dos meses ya disponía de un amplio círculo de amistades que ha ido aumentando desde entonces y con los que me siento completamente integrado.

Otra cosa que me ha sorprendido agradablemente de este país es su gastronomía, con estupendos mariscos como: el centollo, el bogavante, la nécora, el buey de mar, la vieira, etc. Pescado fresco de calidad como el bacalao o los fletanes más grandes que he visto en mi vida, de hasta 200 Kg!! y por supuesto la ternera o el cordero que se cría en las inmensas granjas que ocupan la mayor parte del territorio, donde los animales pastan la abundante hierba que crece sin cesar gracias a las lluvias … demasiado frecuentes para mi gusto.

Sobre el trabajo que he venido desarrollando; deciros que ha sido una de las experiencias más gratificantes de mi vida. Ha sido la primera vez que he trabajado con cetáceos y he tenido ocasión de navegar entre grupos de más de 1.500 delfines, o sentir como un rorcual común de más de 100.000 kg y 20 metros de largo balanceaba nuestra embarcación. También he podido disfrutar de ver pescar a grupos de miles de alcatraces y de estar en las zonas de nidificación de los frailecillos. Por otro lado el trato con el resto del personal de la organización también ha sido excepcional. Mi trabajo aquí ya ha acabado, pero este lugar me ha gustado tanto que he decidido quedarme de forma indefinida y en unos días empezaré a trabajar para otra organización dedicada a la gestión de espacios naturales.

Solo me queda animaros si estáis pensando salir a estudiar o trabajar fuera. Para mí ha sido muy positivo y me ha resultado mucho más sencillo de lo que creía en un primer momento.

Un saludo. Miguel

[Facebook] [Google] [Twitter]

Destacados

Ofertas de prácticas

Formalizar (documentar) prácticas

Ofertas de empleo

Cursos y jornadas

Inscripción y actualización de currículum

Acceso empresas y entidades

Eventos