Arxiu

Arxiu de l'autor

La pregunta no es: ¿por qué debo montar una empresa? Sino, ¿y por qué no?


Esa es la pregunta que nos hicimos dos amigos y yo hace unos meses cuando decidimos montar 9,9: una agencia de publicidad especializada en marketing online, branding y comunicación.

Antes de contaos, me presento. Soy Pablo Ruíz y estudié Publicidad y Relaciones Públicas en la UCAM. Después me licencié en Investigación y Técnicas de Mercado (ITM) en la Universidad Miguel Hernández de Elche, aunque soy de Orihuela.

Nosotros veníamos de otras agencias, teníamos experiencia en el sector, pero ninguno estaba contento del todo, así que dimos el paso. Ahora, entre otras cosas, aprovechamos el potencial que tiene internet como herramienta de comunicación y asesoramos a empresas, administraciones públicas, incluso a particulares en aspectos como posicionamiento y publicidad en buscadores y marketing social.

Como os podéis imaginar, la reacción de nuestro entorno era del tipo “pero hombre, con la crisis que hay a ver quién gasta en publicidad”. Este será el primer escollo que debéis salvar, los agoreros, escucharlos pero sólo a medias. La ilusión de haber dado el paso no te la quita nadie.

Ser empresario supone pensar y actuar desde otra perspectiva. Es como una inyección de realidad pura y dura. Te haces una persona resolutiva porque cada día surgen imprevistos, sorpresas que debes resolver por ti mismo. Por eso no hay mejor forma de aprender que crear una empresa. Es como un máster continuo de diferentes materias: recursos humanos, tributación, leyes varias, finanzas, comercial, estrategia, contabilidad…Cualquier cosa que aprendas te será muy útil.

Crear una empresa es crear algo de la nada, algo que antes no existía, que luego puede crecer, crear oportunidades para otras personas, empleo, ilusiones, ayudas a gente que demanda tus servicios, etc. y la verdad es que si lo piensas de esta forma, te motivará a dar el paso.

Mi consejo: si tienes una buena idea, ¡adelante! no la desperdicies, pruébalo, equivócate las veces que haga falta, pero da el paso, te aseguro que no te vas a arrepentir.

[Facebook] [Google] [Twitter]

26 març 2010 6 comentaris

‘Un teleco dicharachero’ testeando por Yokohama


Mi nombre es Miguel Delorme Ortega y fui alumno de la primera promoción de Ingeniería de Telecomunicaciones.  Ya han pasado más de 10 años desde el inicio de aquel primer curso 1999-2000. Ahora a mis 28 años estoy viviendo en Yokohama y ya hace más de 4 años que trabajo en Japón.

Así que supongo que os preguntaréis cómo ha ido a parar un teleco de la UMH al país del sol naciente. Al formar parte de la primera promoción no llegué a considerar pedir la beca Erasmus y me concentré en terminar la carrera para posteriormente buscar prácticas en empresas.

A finales de 2004, el Observatorio organizó unas jornadas de orientación en las que un compañero Ingeniero Agrónomo por la UMH en Orihuela dio una charla sobre la organización IAESTE. El sistema para conseguir una práctica internacional me pareció muy interesante. En dos o tres semanas se terminaba el plazo para entregar las prácticas de empresas en España, que había que aportar al comité de intercambio para poder optar a una práctica en el extranjero. Me puse manos a la obra y tras contactar con varias empresas una de las cuales se comprometió a traer a tres estudiantes. Más o menos por esa época supe de la existencia de las becas Vulcanus en Japón.

Tras muchos viajes de ida y vuelta entre el CEGECA, la Oficina de Relaciones Internacionales y el Vicerrectorado de Estudiantes y Extensión Universitaria, a duras penas pude preparar todos los documentos necesarios para solicitar esta beca justo cuando acababa el plazo. Conseguir algunos documentos en inglés sellados por la universidad fue realmente una odisea.

Tras unos cuantos meses trabajando en el Proyecto Final de carrera se adjudicaron las prácticas IAESTE y me ofrecieron ir a Macedonia dos meses durante el verano.

En la beca Vulcanus me seleccionaron en la primera fase y tuve que elegir un par de ofertas de empresas japonesas a las que enviar una carta de presentación.Por si esto fuera poco, también iba participando con un par de compañeros en diferentes concursos de ideas empresariales como “Innova Emprende” en la UMH, Concurso SERVEF para Jóvenes Emprendedores y los “Premios Nuevas Ideas Empresariales” organizados por Fundeun.

Al final, la fase de selección final de la beca Vulcanus fue muy dura y no fui seleccionado, así que puse rumbo a Macedonia con IAESTE pero sin perder de vista Japón. La expenciencia en Macedonia fue muy buena por la gente y por el ambiente internacional del grupo. Aquí tenéis los relatos que en su momento hice en mi blog ahora abandonado (‘El teleco dicharachero’):

Tras buscar en cientos de páginas web, al final di con un portal de prácticas internacionales bastante enfocado a estudiantes alemanes (Kopra). Sin embargo, encontré algunas ofertas para ingenieros de telecomunicación y envié las solicitudes. Poco después terminé el proyecto y contactaron conmigo desde una de las empresas para ofrecerme un internship en Yokohama.

Así fue como llegué a Japón y al cabo de 6 meses de prácticas me ofrecieron un contrato y me quedé trabajando en el departamento de Compatibilidad Electromagnética y Telecomunicaciones. La empresa se llama TUV Rheinland Japan Ltd. y nos dedicamos entre otras cosas a Testing, Inspección y Certificación. He podido trabajar en proyectos para certificar todo tipo de productos, desde impresoras, televisores, teléfonos móviles, sistema de navegación para coches, cámaras de fotos, radares y, en general, cualquier dispositivo con un interfaz de comunicaciones.

Hacemos todo tipo de tests, ensayos, pruebas para comprobar que cada aparato funciona de acuerdo a determinados estándares. Por ejemplo, para poder comercializar un teléfono móvil en Japón es necesario cumplir con una serie de normas que regulan la potencia de emisión, el ancho de banda, la estabilidad en frecuencia y muchos otros parámetros que medimos en el laboratorio con analizadores de espectro, medidores de potencia, generadores de señal, etc…

Yo últimamente me encargo entre otras muchas cosas de los proyectos que realizamos como laboratorio autorizado por la Wi-Fi Alliance. Una de mis mayores satisfacciones en el trabajo es el hecho de trabajar con prototipos de productos que apareceran en el mercado al cabo de unos meses y ver la evolución de las tecnologías de telecomunicaciones desde dentro.

Las empresas japonesas suelen hacer grandes inversiones para desarrollar y posteriormente incorporar las nuevas tecnologías con bastante rapidez para innovar en el mercado. Parte de mi trabajo consiste en participar en grupos de trabajo internacionales que marcan las nuevas especificaciones y los requisitos para certificar todos estos nuevos productos.

Creo que el hecho de venir a Japón y estar trabajando aquí es básicamente el resultado de constancia y esfuerzo, tratar de hacer cosas diferentes, marcarse metas para alcanzar ciertos objetivos y tener ganas de aprender sin asustarse por los contratiempos.

A nivel personal, he encontrado muy buenos amigos de diversas nacionalidades. Asimismo, he podido disfrutar de diferentes culturas y sabores en los viajes que he ido realizando por el sureste asiático. Sin embargo, la aventura no ha hecho más que comenzar.

“Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca debes rogar que el viaje sea largo, lleno de peripecias, lleno de experiencias….”

Poema Ítaca de Konstantinos Kavafis

[Facebook] [Google] [Twitter]

12 març 2010 1 comentari

El ‘Erasmus’ que cambio mi vida!


Soy Alberto Bernal Serrano. Todo empezó hace dos años. En aquel momento estudiaba mi último año de Ingeniería Industrial en la Miguel Hernández de Elche. Durante aquellos maravillosos años había oído hablar del Erasmus. La gente contaba cosas muy bonitas pero, ¿qué pintaba yo tan lejos de mi familia y amigos? Porque además de que tenía fobia a todo lo que sonara a inglés o alemán, era mi última oportunidad. Así que tenía que hacerlo.

Una noche de cervezas con un gran amigo aclaró mis ideas. Esa misma noche tome la decisión y a la mañana siguiente hice la solicitud. Pues bien, después de dos años aproximadamente, os voy a contar brevemente tan maravillosa experiencia y lo mucho que ha cambiado mi vida.

Decidí, todavía no sé muy bien por qué, venirme a un pueblecito al norte de Alemania llamado Stralsund. Me matriculé en un curso de energías renovables que se imparte en inglés y el cual está destinado en su mayoría a estudiantes extranjeros.  Solía suspender inglés en el instituto y mi único conocimiento sobre el alemán era “halo,” “guten abend” y “Schumacher”. Pero nada fue un problema para mí. Me alojaron en la misma universidad, en un recinto de casitas de madera llamado “Holzhausen”donde vivían todos los estudiantes Erasmus.

Las primeras semanas fueron un caos. De oficina en oficina, intentando arreglar la matrícula y papeles de la beca, pero enseguida empezaron las fiestas Erasmus, los viajes por toda Europa, etc. Empezamos a hacer amigos y a intentar ligar con alemanas, polacas y rusas. Para esto he de deciros que tenemos cierta facilidad debido a que el español tiene buena fama. Les encanta todo lo que suene a latino, español…todo dependerá de tu nivel de seducción pero normalmente salimos con ventaja. 😀

En febrero empiezan los exámenes. Dos semanas un poco estresadas pero ya está. Los profesores ponen bastantes facilidades. Os puedo asegurar que es más fácil aprobar que en España.

Si algo he de destacar son las numerosas excursiones que hicimos. Visitamos centrales nucleares, plantas eólicas, etc. Ya en el segundo cuatrimestre, con el curso de energías renovables terminado y aprobado, me dediqué al “Final Project” y tres asignaturas que me faltaban para terminar la carrera. Al final todo salió bien y en Agosto volví a España con la carrera terminada y con una bolsa llena con recuerdos, 10 Gb de fotos y vídeos, experiencias vividas que perdurarán en mi memoria para el resto de mi vida.

Una vez en mi querida España con mi gente, la cual había echado tanto de menos, un vacío se apoderó de mí. No encontraba mi sitio. La impotencia de no poder intercambiar impresiones con nadie ya que sólo yo había estado fuera. Extrañaba mucho a mis amigos que habían significado tanto para mí durante todo ese año. Tenía la sensación de que nada era como antes y que yo no era el mismo, había cambiado. Y para rematar la situación me había dejado en Alemania a una persona muy especial para mí: Stefani, una preciosa chica de Siberia (Rusia), la que es ahora mismo mi novia.

Decidí volver y continuar con la aventura que había empezado. En octubre del 2009 regresé Stralsund, aquí tengo a mi novia y a un montón de nuevos amigos de diferentes sitios. Ahora soy veterano y aconsejo y ayudo a todos los nuevos Erasmus. Soy aquel Erasmus que no quiso que su sueño se acabara, soy el Peter Pan de los Erasmus.

Trabajo en una oficina de ingeniería en un pequeño pueblecito a unos 15 km de donde vivo llamado Miltzow. Veinte minutos de bici hasta la estación de tren con temperaturas bajo cero y diez minutos de tren a las 8 de la mañana todos los días es lo que peor llevo,  pero me compensa. Por ahora colaboro en la realización de proyectos de patentes, sobre todo como diseñador gráfico con Solidworks. Mis perspectivas profesionales futuras son otras pero para empezar y aprender alemán es perfecto.

Me concedieron la beca Leonardo da Vinci y junto con lo que me pagan vivo sobradamente. Aquí la vida es mucho más barata que en España y sobre todo no gasto un duro en gasolina ya que voy a todos los lados en bici. Así que a todo aquel que esté en la duda de irse o no de Erasmus o de prácticas a Alemania o a donde sea, “Just do it!!” No os arrepentiréis.

Desde Alemania mando un saludo a todos los que han sido Erasmus y a los que todavía están en su casa pensándoselo. Si queréis mas información no dudéis en escribirme a mi correo: albertfazer@hotmail.com

[Facebook] [Google] [Twitter]

5 març 2010 4 comentaris

Experimentando e investigando por Ginebra


Jorge Sánchez en el CERN

Jorge Sánchez Quesada, Ingeniero de Telecomunicaciones, está actualmente en Ginebra (Suiza) en la organización europea para la investigación en física de partículas, más conocido como CERN. El CERN (Organization European for Nuclear Research) es esencialmente un gran laboratorio de física, el más grande del mundo por el momento, donde se hacen investigaciones en el contexto de la física de partículas y de altas energías.

Posee un gran complejo donde hay diferentes aceleradores (máquinas usadas para el estudio de la materia a nivel atómico), y detectores de partículas. Proyectos como LEP o el reciente LHC, realizados mediante la colaboración de las principales potencias mundiales, son ejemplos de la finalidad del trabajo realizado en el CERN: desarrollo tecnológico aplicado a la investigación. El beneficio social obtenido es importante si consideramos que éstos desarrollos son aplicados de inmediato en la industria (nuevas técnicas de congelación, descontaminación de residuos radiactivos…), la medicina (TAC, radioterapia…), nuestro día a día (WWW, sistemas de información avanzados…), etc. Como veis estos son algunos de los ejemplos de las aportaciones del CERN a la sociedad.

Como organización internacional con gran base tecnológica, muchos estudiantes técnicos de ingeniería así como de ciencias físicas o matemáticas, pasan una temporada como parte de sus estudios o, bien, como primera experiencia y toma de contacto con el mundo laboral. El CERN es una organización que potencia especialmente programas de estancias, formación, becas y colaboración, para personas de todos los países implicados en su labor, y entre los cuales se encuentra España. Existe la posibilidad tanto de hacer una estancia en los meses de verano (Summer Student Program), como de irse un año a realizar diversas actividades relacionadas con el ámbito de estudio y participar en proyectos (Technical Student Program). Todo es accesible a través de su web, donde se dispone de mucha información al respecto.

El trabajo en un entorno internacional en el ámbito de una organización a nivel mundial como es el CERN, es muy distinto a lo que se puede esperar en una empresa privada. Se convive con personas de muchas nacionalidades, el ambiente es relajado aunque la calidad del trabajo es exigente, no hay horarios estrictos y la cantidad de servicios ofrecidos por la organización es considerable. En el aspecto idiomático se requiere el poder hablar en una de las dos lenguas oficiales siguientes: inglés o francés, y tener predisposición para aprender la otra. En el entorno laboral se puede utilizar únicamente el inglés, pero es recomendable aprender francés para poder interactuar con el personal técnico, servicios y con la gente del país. En la realidad, prácticamente todo el mundo habla inglés en Ginebra, y no es un problema el comunicarse incluso en español. Aunque el nivel de inglés requerido no es alto, es preciso sin embargo ser capaz de mantener una conversación.

Trabajar en éste lugar supone estar en contacto con los últimos desarrollos tecnológicos, y disponer de excelentes medios técnicos (laboratorios muy bien equipados). Se trabaja en equipo, y se potencia la participación de todos por más nuevo e inexperto que seas. Como ‘estudiante’ acudes a todas las reuniones de grupo, participas y se te escucha. Cada cierto tiempo se suele exigir el hacer una pequeña presentación del trabajo que se está realizando. Respecto a la formación, puedes optar por hacer cursos profesionales organizados por Cadence, MatchWorks o Xilinx; y además todas las semanas hay conferencias y cursos impartidos por ingenieros y físicos (algunos de bastante renombre) a los que puedes acudir a escuchar.

Como resumen final, desde el punto de vista personal la experiencia me aportó nuevos valores y un cambio de mentalidad positivo, además de nuevas y grandes amistades. No obstante, también se pasa mal, pues la experiencia exige madurar en muchos aspectos. Por otra parte y desde el punto de vista profesional, indudablemente ha sido un aporte invaluable. He trabajado con grandes profesionales, que me han prestado una gran ayuda, y de los que he podido aprender mucho.

Una experiencia recomendable para aquellos que no tengan fronteras o que quieran salir de las suyas!

[Facebook] [Google] [Twitter]

23 desembre 2009 Sense comentaris